Qué es benchmarking: Definición, tipos y ejemplos de benchmarks

¡Hola! Si estás aquí es porque quieres saber más sobre benchmarking, ¿verdad? No te preocupes, ¡has llegado al lugar indicado! En este artículo te explicaré qué es benchmarking, los tipos de benchmarking que existen y algunos ejemplos de benchmarks. ¡Comencemos!

que es benchmarking

Definición de Benchmarking

Empecemos por lo básico. ¿Qué es benchmarking? Podemos definir benchmarking como una herramienta de gestión que consiste en comparar los procesos y productos de una empresa con los de otras empresas líderes en el mismo sector. El objetivo de benchmarking es identificar las mejores prácticas y procesos para mejorar el rendimiento de nuestra empresa.

Tipos de Benchmarking

Existen diferentes tipos de benchmarking, y cada uno de ellos tiene sus propias características y objetivos. A continuación, te explicaré los más comunes.

Benchmarking interno

El benchmarking interno consiste en comparar los procesos y resultados de nuestra propia empresa con los de otras unidades de la misma empresa. El objetivo es identificar las áreas de mejora y aprender de las buenas prácticas que se están llevando a cabo en otras áreas de la empresa.

Benchmarking competitivo

El benchmarking competitivo se centra en comparar nuestra empresa con la competencia directa. El objetivo es identificar las fortalezas y debilidades de nuestra empresa en relación con la competencia, y utilizar esta información para mejorar nuestro rendimiento.

Benchmarking funcional

El benchmarking funcional se enfoca en comparar los procesos y resultados de una empresa con los de otras empresas que realizan actividades similares, pero que no necesariamente pertenecen al mismo sector. El objetivo es identificar las mejores prácticas en áreas específicas, como por ejemplo, la atención al cliente o la gestión de inventarios.

Benchmarking genérico

El benchmarking genérico se centra en comparar nuestra empresa con las empresas líderes en el mercado en general. El objetivo es identificar las mejores prácticas en todas las áreas de la empresa y aplicarlas en nuestro propio negocio.

Ejemplos de Benchmarks

Ahora que ya sabemos qué es el benchmarking y los tipos que existen, es momento de ver algunos ejemplos concretos de benchmarks. A continuación, te presento algunos de ellos:

Apple y Samsung

Apple y Samsung son dos empresas que compiten directamente en el mercado de los smartphones. Ambas empresas utilizan el benchmarking competitivo para mejorar sus productos y procesos. Por ejemplo, Samsung puede analizar los procesos de producción de Apple y utilizar esta información para mejorar su propia producción y ofrecer productos de mayor calidad.

McDonald’s y Burger King

McDonald’s y Burger King son dos empresas que compiten directamente en el mercado de la comida rápida. Ambas empresas utilizan el benchmarking competitivo para mejorar sus procesos y productos. Por ejemplo, McDonald’s puede analizar los productos de Burger King y utilizar esta información para mejorar su propio menú y ofrecer productos más atractivos para los consumidores.

Zara y H&M

Zara y H&M son dos empresas que compiten directamente en el mercado de la moda. Ambas empresas utilizan el benchmarking competitivo para mejorar sus productos y procesos. Por ejemplo, Zara puede analizar las prácticas de marketing de H&M y utilizar esta información para mejorar su propia estrategia de marketing y aumentar sus ventas.

Toyota y General Motors

Toyota y General Motors son dos empresas que compiten en el mercado automotriz. Ambas empresas utilizan el benchmarking funcional para mejorar sus procesos de fabricación. Por ejemplo, Toyota puede analizar los procesos de fabricación de General Motors y utilizar esta información para mejorar su propia cadena de suministro y aumentar su eficiencia.

Amazon y Walmart

Amazon y Walmart son dos empresas que compiten en el mercado minorista. Ambas empresas utilizan el benchmarking genérico para mejorar sus procesos y productos en todas las áreas de la empresa. Por ejemplo, Amazon puede analizar la estrategia de precios de Walmart y utilizar esta información para mejorar su propia estrategia de precios y aumentar su competitividad.

En resumen, el benchmarking es una herramienta muy útil para mejorar el rendimiento de una empresa. A través de la comparación con otras empresas líderes en el mismo sector o en áreas específicas, podemos identificar las mejores prácticas y procesos para implementarlos en nuestra propia empresa. Existen diferentes tipos de benchmarking, y cada uno de ellos tiene sus propias características y objetivos. Algunos ejemplos de benchmarks son Apple y Samsung, McDonald’s y Burger King, Zara y H&M, Toyota y General Motors, y Amazon y Walmart. Si quieres mejorar el rendimiento de tu empresa, ¡prueba el benchmarking!

Deja un comentario